miércoles, 2 de enero de 2008

como confeccionar hacer un curriculum...

El curriculum

¿Qué es?

El CV sirve de tarjeta de presentación para entrar en el proceso de selección de un puesto de trabajo: es el documento donde explicas tu formación, tu experiencia laboral y tu valía profesional. Su objetivo ha de ser captar la atención y el interés del responsable de recursos humanos.
Ten muy presente este punto cuando lo redactes, pues tienes que intentar facilitar al máximo el trabajo al seleccionador. Los CV claros, sencillos y directos suman puntos automáticamente. Refleja tu formación sin falsearla y realza tus posibilidades futuras.
La clave del éxito reside en el poder de comunicación: véndete como futuro empleado de la empresa.

¿Cómo hay que redactarlo? 

Apóyate en estos puntos:

· Buena presentación: Como se trata del primer contacto con la empresa, debes dar una buena impresión. Elabora un documento impecable, sin tachaduras ni borrones. Es preferible que lo redactes en papel blanco de calidad, formato DIN A4 o folio, y a una cara. No utilices grapas e incluye una foto reciente.
· Brevedad: No te andes por las ramas. Lo más seguro es que la persona responsable de selección haya recibido muchos otros CV. Da sólo la información que pueda serle interesante y útil, sin sobrepasar los dos folios de extensión.
· Concisión y claridad: Utiliza un estilo directo y anota con precisión nombres de empresas, cargos, fechas, títulos, etc.

¿Cuál es la estructura adecuada? 

 
Un CV debe incluir las siguientes secciones:
· Encabezamiento: Indica tu nombre y apellidos.
· Datos personales: Fecha y lugar de nacimiento, dirección particular, estado civil, teléfonos de contacto, e-mail y página web personal (si la tienes).
· Formación y estudios: Títulos, centros que los impartieron y fechas; nivel de idiomas; conocimientos de informática; etc.
· Experiencia profesional: Posición ocupada, funciones y promociones internas, nombre y actividad de la empresa, fechas. Si lo crees conveniente, puedes proporcionar nombres de personas que den referencias de ti.
· Otros datos de interés: Stages, cursillos, actividades docentes, hobbies, habilidades personales (flexibilidad, capacidad de adaptación, liderazgo, iniciativa...), realizaciones artísticas o literarias que puedan aportar algo al empleo...
A la hora de organizar la información de los apartados de Estudios o de Experiencia profesional, hay dos tipos de estructura:
· Modelo cronológico: Los datos se recogen en orden temporal, desde lo más actual a lo más antiguo. Así destacas la progresión de tu carrera profesional y ofreces una estructura muy clara a los seleccionadores. [ Ver ejemplo ]
· Modelo funcional: Hay que ordenar la información según las áreas temáticas. De este modo, realzas tus logros profesionales y las funciones que has ejercido. Es una estructura muy valorada por los especialistas en selección. [ Ver ejemplo ]
La mejor estructura posible es la que combina ambos modelos: describe las responsabilidades que has afrontado y los éxitos conseguidos en tus anteriores empresas y ordénalas cronológicamente para hacer un CV lo más claro posible.

 Consejos útiles 

 
Los expertos valoran que el CV sea:
· Un documento original: Una fotocopia no causa buena impresión.
· Concreto: Redáctalo pensando específicamente en la oferta de trabajo a la que respondes en cada ocasión.
· Atractivo: La redacción del currículum debe generar expectativas: despierta la curiosidad del experto e invítalo a concertar una entrevista contigo a través de la carta de presentación.
· Una buena opción es enviarlo por e-mail, pero recuerda que en estos casos has de seguir algunas pautas para garantizar una buena impresión.
Enviar un CV por correo electrónico es más cómodo, más barato y más rápido que por correo tradicional. Y también puede resultar muy atractivo para las empresas, siempre que se utilicen los formatos adecuados. 

Cuando prepares tu CV para mandarlo a una empresa, debes tener en cuenta ante todo que quien va a recibirlo y leerlo será una persona de carne y hueso, con muchísimos otros currículos que examinar. Así que utiliza la lógica e intenta poner las cosas fáciles al profesional de los recursos humanos.

Un documento adjunto a un e-mail resulta muy sencillo de archivar en el disco duro. En cambio, si el texto del CV va pegado al cuerpo del e-mail, dará más problemas. Además, la presentación pierde atractivo: no se pueden utilizar ni diferentes tipos de letras ni colores ni imágenes.

Lo más recomendable es insertar siempre el CV como documento adjunto en formato .doc. De esta manera, cabe la posibilidad de colocar imágenes y hacer uso de todos esos recursos gráficos que ofrecen los programas de tratamiento de textos. La extensión no tiene que superar las dos páginas.

El cuerpo del mensaje electrónico debe reservarse para una breve presentación de uno mismo. No hay que alargarse excesivamente: basta con unas pocas líneas, sencillas y claras, para explicar los objetivos personales y los datos más relevantes. También es buena idea incluir en esta parte las aspiraciones económicas.

En el asunto tienes que indicar que se trata de un CV y no de cualquier otro mensaje:
· Si contestas a una oferta, introduce la referencia.
· Si has enviado tu candidatura espontáneamente, escribe la palabra "currículum" o alguna otra fórmula similar.
Parece un detalle sin importancia, pero el responsable de la selección lo agradecerá.

Las reglas de oro 

 
Lo que sí debes hacer:
· La regla de oro de cualquier CV es orden y claridad: organiza bien los datos e intenta mejorar al máximo la presentación.
· Introduce una buena foto tuya digitalizada en el CV: es un recurso muy sugerente y aporta información útil. Pero intenta que la imagen ocupe la menor cantidad de bytes posible para que el e-mail tarde poco en descargarse: basta con una única foto, pequeña y de resolución media. Un impresionante CV con muchísimas fotografías puede bloquear un ordenador durante un buen rato, lo que molesta bastante a cualquier profesional.
· Incluye un link a tu web personal, si la tienes.
Lo que no debes hacer:
· No envíes el e-mail sin asegurarte de que el archivo con el CV está insertado correctamente.
· No te olvides de incluir los datos personales y, sobre todo, el teléfono
· Si la empresa quiere contactar contigo cuanto antes, la dirección de e-mail no es suficiente.
· Evita sorpresas desagradables a los receptores de tus mensajes: comprueba que no envías virus adjuntos.

fuente: laboris.net

1 comentario:

  1. Creo que la búsqueda del empleo se hace dificil, cada vez que uno desea buscar empleo, puesto que no necesariamente se fijan en las capacidades que tiene la persona, si no en lo físico algunas veces.

    ResponderEliminar