jueves, 31 de enero de 2008

Ella Fitzgerald

Ella Fitzgerald nació el 25 de abril de 1918 en Newport News, en el estado de Virginia. No conoció a su padre. Su madre y su padrastro se encargaron de su educación y se trasladaron a vivir a Yonkers cuando ella era todavía una niña. Allí comenzó a interesarse por la danza, su primera pasión infantil, e inmediatamente después por la música, convirtiéndose en una seguidora a ell Sisters . En realidad, Ella quería ser bailarina y para conseguirlo invertía la mayor parte de su tiempo; nunca aprendió a cantar. Las únicas lecciones de música que recibió fueron las muchas horas que pasó durante su niñez ante el aparato de radio oyendo los éxitos del momento. Su llegada al mundo de la música fue totalmente casual. "Yo quería ser bailarina, no cantante", recuerda Ella. "Un día hice una apuesta con dos amigas: como a las tres nos atraía el escenario, sorteamos a ver quién se presentaba a un concurso para principiantes. Yo gané. Quería presentarme como bailarina pero, en el último momento, casi me obligaron a cantar, de modo que canté. Así comencé a ganar todos los concursos".

Ella tuvo su gran oportunidad cuando fue presentada por el saxo alto Benny Carter en el concu llo de Harlem. Aquello hizo que el director Chick Webb, una de las estrellas de la era del swing, la contratara como vocalista.

A partir de entonces Ella desarrolló una carrera plagada de éxitos. La crítica ha señalado con bastante frecuencia que pocas cantantes han podido abarcar, con éxito, una vasta gama de estilos dentro del jazz.

En efecto, Ella podía pasar de un tema bastante ingenuo y juguetón como A Tisket , A Tasket a revolucionarias improvisaciones vocales como How High The Moon o Lady Be Good, que eran un anticipo del be bop. Y del mismo modo podía interpretar las canciones de los más grandes baladistas norteamericanos como Cole Porter, George Gershwin o Jerome Kern entre otros. De igual valor son los discos que grabó con la orquesta de Duke Ellington y con Louis Armstrong, con quien cantó a dúo en algunos cds memorables. Hasta el momento de s o de 1996, y pese a que Fitzgerald ya se había retirado de la música, seguía siendo considerada todo un emblema del canto jazzístico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario