viernes, 1 de febrero de 2008

causales de divorcio

¿Qué norma regula el matrimonio?
El Código Civil y la Ley de Matrimonio Civil. Ambas leyes lo definen, señalan los requisitos para poder casarse, los deberes y derechos del matrimonio, la autoridad que lo celebra y las formas en que se puede terminar.
¿En qué se diferencia la nueva ley de matrimonio civil de la antigua?
La nueva ley trata situaciones que antes no se contemplaban, como la posibilidad de divorciarse y volver a casarse. Si bien antes el divorcio estaba regulado, éste no ponía término al matrimonio y por lo tanto no permitía a los divorciados volver a casarse.

También creó una nueva figura: la compensación económica. Esto es una suma de dinero a que tiene derecho el cónyuge que durante el matrimonio no trabajó, o trabajó menos de lo que quería, por dedicarse a la familia y el hogar. Esta compensación se debe solicitar y el juez la dará en la medida que estime se cumplen los requisitos para tener derecho a ella.

La ley también modifica los requisitos para casarse: aumenta la edad mínima a los 16 años de edad, pero con la autorización de sus padres.

Otro cambio es que ya no es necesario casarse primero en el Registro Civil y luego por la Iglesia. Las personas se pueden casar sólo ante su iglesia, pero luego del matrimonio religioso deben acudir a las oficinas del Registro Civil para ratificar su matrimonio en un plazo de ocho días.
¿Cómo se termina legalmente un matrimonio con la nueva ley?Por cuatro causas:
La muerte natural de alguno de los cónyuges.
La muerte presunta de alguno de los cónyuges (una persona que ha desaparecido tanto tiempo que se piensa está muerta). La muerte presunta debe ser declarada por un juez cumplidos los plazos que establece la ley.
Por sentencia definitiva de nulidad: se declara que el matrimonio jamás existió por no cumplirse los requisitos que señala la ley.
Por sentencia de divorcio: significa que sí existió matrimonio, pero fracasó por distintas razones.

Tanto la nulidad como el divorcio se inician por medio de una demanda que da inicio a un juicio. Estas demandas se tramitan ante los Tribunales de Familia y la solicitud de nulidad o divorcio es resuelta por el juez en la sentencia definitiva.

¿Cómo se terminaba un matrimonio con la antigua ley?
Terminaba por las tres primeras causales antes señaladas:
La muerte natural de alguno de los cónyuges.
La muerte presunta de alguno de los cónyuges.
Por sentencia definitiva de nulidad.

La nueva ley elimina la incompetencia del Oficial del Registro Civil como causal de nulidad del matrimonio. Causal que era muy utilizada y que requería acreditar en juicio que el Oficial de Registro Civil no era competente para celebrar el matrimonio dado que los cónyuges no vivían en su territorio jurisdiccional al momento de casarse. De manera que, desde el 17 de noviembre de 2004, no se puede anular un matrimonio por esa vía. No obstante, las nulidades iniciadas antes de esa fecha podrán seguir tramitándose hasta su conclusión.Con la nueva ley, ¿se puede solicitar la nulidad? Sí, siempre que el matrimonio se haya celebrado bajo circunstancias muy precisas, como por ejemplo:
Si uno de los contrayentes, al momento de casarse, tenía menos de 16 años de edad.
Si el matrimonio no se celebró ante dos testigos hábiles.
Si alguno de los contrayentes al momento de casarse se encontraba casado con otra persona.
Si los contrayentes son parientes, por ejemplo, hermanos, madre e hijo.

Todos los casos están señalados en la nueva ley de matrimonio civil.

¿Cuáles son las causales para pedir el divorcio?
Existen dos grupos de causales:

El cese de la convivencia: que los cónyuges no hagan vida en común. En este caso pueden estar ambos de acuerdo con el divorcio o sólo uno de ellos.

Si ambos están de acuerdo pueden solicitarlo transcurrido al menos un año del término de la vida en pareja, lo que se debe probar en el juicio. Deben acompañar a su demanda un acuerdo que regule sus relaciones mutuas y respecto de sus hijos y bienes.

Cuando sólo uno de los cónyuges está de acuerdo deben haber transcurrido al menos tres años desde el cese de la convivencia en pareja, lo que debe probarse en juicio. Como no hay acuerdo, lo relativo a sus relaciones mutuas, a sus hijos y bienes será regulado en el juicio.

Conductas que infrinjan gravemente los deberes y obligaciones propias del matrimonio, o los deberes y obligaciones que se tienen respecto de los hijos o aquellas conductas que hagan intolerable la vida en común. Por ejemplo:

- Maltrato físico o psicológico, grave y reiterado, hacia su pareja o los hijos.
- Atentado contra la vida de su cónyuge o hijos.
- El incumplimiento grave y reiterado de los deberes de convivencia, socorro y fidelidad. Como por ejemplo, el abandono reiterado del hogar.
- Conducta homosexual de uno de los cónyuges.
- Alcoholismo o drogadicción que impida gravemente la convivencia.
Tratándose de esta causal, el divorcio lo puede solicitar el cónyuge afectado sin necesidad de esperar un año o tres.

¿El divorcio y la nulidad deben ser tramitados por un abogado? No. Las partes pueden comparecer personalmente sin necesidad de abogado. Sin embargo, necesitarán contar con uno cuando el juez lo estime pertinente o bien, cuando una de las partes tenga abogado.¿Cuánto demora el proceso de divorcio?El tiempo es variable y dependerá de la carga de trabajo del tribunal y la rapidez con que se encuentre y notifique al demandado. También depende de los temas que deben tratarse en el juicio, así por ejemplo, si ambas partes coinciden en el divorcio, deben acompañar un acuerdo que regula sus relaciones. Ese acuerdo debe ser aprobado por el juez y eventualmente podrá agilizar el proceso de divorcio.

Si se lleva muchos años separado y se desconoce el paradero del cónyuge, ¿uno se puede divorciar?Sí. La ley prevé la situación de que no sea posible notificar la primera resolución del juicio al demandado en persona.
¿Es lo mismo la separación judicial que el divorcio?No. La separación judicial permite dar una fecha acreditable del término de la vida en común de los cónyuges, para posteriormente tramitar el divorcio. Ésta también es una opción para aquellas parejas que ya no hacen vida en común y desean regular sus relaciones sin terminar el matrimonio.¿Cómo se comprueba ante la Justicia el cese de la convivencia?Los cónyuges deben acreditar el cese efectivo de la convivencia mediante varias vías. Por ejemplo:
Copia de una acción judicial en contra del cónyuge por demanda de alimentos, tuición o visitas.
Una escritura ante notario donde se deje constancia del término de la convivencia.
Un acta extendida ante el Oficial del Registro Civil en la que se deje la misma constancia.
Copia de una transacción aprobada judicialmente, que se conoce como “preparación de divorcio”. Por ejemplo, la transacción en que el marido acuerda pagar tal suma por pensión de alimentos para su mujer e hijos.

Sin embargo, estos documentos deben complementarse con otras pruebas, como la de testigos. Ambos deben ser presentados en la audiencia de juicio.

¿Por qué conviene más un divorcio por “mutuo acuerdo”?El divorcio de mutuo acuerdo supone la presentación de un documento en el que los cónyuges han regulado sus relaciones mutuas, las relativas a sus hijos y a los bienes. Con ello la regulación de estos temas tan importantes proviene de los mismos cónyuges y no de un tercero; independiente de que este acuerdo debe ser aprobado por el juez. Este acuerdo eventualmente, puede agilizar el divorcio.Luego de divorciarse, ¿uno se puede volver a casar?Sí. Para casarse nuevamente la persona tiene que estar divorciada o anulada. Es decir, debe existir la sentencia de un juez, ya sea de nulidad o de divorcio.

Hay que tener presente que, una vez dictada la sentencia definitiva de divorcio, si ésta no ha sido apelada por alguna de las partes, igualmente debe ser revisada por otro tribunal: la Corte de Apelaciones. Una vez verificada esa revisión, la sentencia es inmodificable. Luego hay que llevar una copia de la sentencia al Registro Civil para su inscripción. Sólo después de verificada esa inscripción los que estaban casados ya no lo están.

La mujer que se ha divorciado y se encuentra embarazada no puede casarse nuevamente hasta después del parto. Si no hay señales de embarazo, debe esperar 270 días para volver a casarse. En el evento que no desee esperar ese tiempo, puede solicitar autorización judicial, debiendo acreditar que no hay embarazo. Esto está previsto para evitar confusión de paternidades.
¿Dónde recurrir si no puedo pagar un abogado?Directamente al Tribunal de Familia para que informe el nombre de él o los abogados de turno, o bien concurrir a las Corporaciones de Asistencia Judicial, que proporcionan abogados sin costo para aquellos que no pueden pagarlo.
fuente bcn.cl
sencillo manual para crear tu radio por internet de manera gratuita www.creaturadio.cl.vg

No hay comentarios:

Publicar un comentario