sábado, 23 de febrero de 2008

El sexo no tiene edad, pero necesita madurez

En sus propias palabras los jóvenes caleños hablan sin tapujos, sobre las relaciones sexuales.

Aunque muchos padres aun no los comprendan, lamentan vivir en un mundo que se apresura a los cambios a un ritmo cada vez mayor; con una sociedad tabú y que se resiste al cambio.

A los jóvenes de hoy, no les basta hablar, hacer cosas y vivir la vida, necesitan descubrir paso a paso el sentido que tiene lo que se hace. Habitualmente se preguntan razones y exigen respuestas. Todo el mundo, incluso ellos, saben que el amor es un motivo de vida y muy a pesar de la perdida de valores, según las nuevas generaciones, el amor permanece y sueñan con recuperar las buenas costumbres, y la unión familiar.

Sexo en jóvenes
Y es que en estos temas existe mucha confusión por la mala influencia ambiental y la circulación de información errónea. Ellos, teniendo en cuenta los incrementos en la cifra de menores embarazadas, los casos de Sida y otras enfermedades de transmisión sexual; consideran necesario hablar de sexo con naturalidad, y no con vergüenza.

Aseguran que la desintegración familiar que se evidencia actualmente cierra las puertas a la comunicación y deja a los jovenes sin información y orientación. Se declaran concientes de que en la situación real, la gente quiera o no, está expuesta continuamente a relacionarse con el sexo opuesto y a estímulos sexuales, ya sean físico o a través del "bombardeo de los medios de comunicación", y tienen distintos modos de responder a ellos.

Aunque la mayoría no ha iniciado su actividad sexual, para ellos el amor se fortalece con caricias y las emociones de la actividad sexual. Coinciden en asegurar que el amor sexual es lo más íntimo de dos personas que se quieren y supone madurez, pero se preguntan: ¿cómo amar sin lastimar a otros ni sufrir consecuencias?, y ellos mismos adoptando una concepción fortalecida en su educación y encaminada a su proyección profesional, se responden esperando mantenerse fieles a su cometido.

En sus palabras
Concluyen que lo más importante es que cada quien se quiera, tengan respeto por su ser y si decide empezar una vida sexual, se informen porque pue-den adquirir enfermedades de transmisión sexual o sufrir un embarazo indeseado. Recomie-ndan "adquirir conciencia y no dejarse influenciar al sexo temprano".

Para Rubén Sierra, de 17 años de edad, el tener intimidad con alguien del sexo opuesto significa un alto grado de confianza, tolerancia y responsabilidad; porque es una oportunidad para demostrar cariño y amor. Para él el inicio de la sexualidad no hay edad, pero si necesita madurez. Dice que en el 100% de los casos, se inician temprano por presion de amigos.

Lina Gálvez, a sus 15 años, piensa que a esa edad no se está preparado ni física ni mentalmente para involucrarse en una relación sexual; porque se carece de madurez para considerar las implicaciones. Además dice que "Yo quiero disfrutar mi adolescencia sanamente, con los amigos y la familia; en un fututo me veo como una abogada y después cuando llegue la persona ideal tener mis hijo y disfrutar".

Ricardo Gómez, con 15 años de edad, piensa que la consumación de lo que dos personas sienten, es hacer el amor. Pero dice que lastimosamente hoy, ese no es el sentido para las personas que tienen sexo por presión, curiosidad o diversión. A esta edad las hormonas actúan y está la imposición de la sociedad.

Con solo 14 años, Estefanía Modesto, piensa que los menores están incursionando de manera acelerada a la vida sexual. Muchas veces algunos padres no son concientes que los tiempos han cambiado y no se informan para brindar la orientación Alos hijos.

Vanesa Quiceno, tiene 15 años y se preocupa porque están proliferando los embarazos en menores, sobre todo por desinformación y que este punto se está convirtiendo en un problema social.

Sebastián Aranguren, de 16 años, piensa que la sexualidad temprana es una realidad y como tal hay que enfrentarla. La única medida es educación, para que los jóvenes tengan relaciones seguras y no se registren embarazos indeseados o enfermedades. La falta de confianza entre padres e hijos, dificulta los procesos sexuales.

Carlos Felipe Aguduelo, 16 años, dice que no hay educación en temas de sexualidad. Siempre ha faltado responsabilidad de padres e hijos y si no hay buena comunicación la situación tiende a empeorar. Cuando el núcleo familiar está roto; "como en mí caso es más difícil porque falta alguno de los padres y la información no es completa".

Educación
Con frecuencia los padres no saben cómo dar esta educación y agradecen ser ayudados por el colegio. Pero es necesario que se informen de los contenidos con que se imparte esta educación. Un programa de educación sexual debe incluir educación para el amor, cultivar virtudes, generosidad, capacidad de renuncia y espera, según expertos en la materia.

Actualmente por falta de información y orientación en Cali el 25% de las mujeres adolescentes estuvo o se encuentra actualmente en embarazo. Un 24% de los casos de mujeres gestantes son embarazos de riesgo y corresponden a menores de edad que no desean que su hijo venga al mundo.

 
 
Comentario no cruces el rio con botas:
 
Es importante que a pesar de todo lo que se cree, es importante mencionar que no todos los jovenes en nuestra sociedad viven una vida libertina.
Tal como hemos comentado en reiteradas ocasiones, es importantísima la comunicación familiar y la entrega de valores responsables.
No estamos en contra de la sexualidad prematura, de lo que estamos en contra es de la sexualidad hecha sin responsabilidad. Es importante la prevención hacia todas las enfermedades de transmisión sexual, y la práctica de la sexualidad de acuerdo a los valores y creencias de cada familia.
 
Educavent
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario