domingo, 17 de febrero de 2008

formas del acoso sexual en el trabajo

 

LOS EJES DEL ACOSO SEXUAL EN EL TRABAJO

El acoso sexual en el ámbito laboral se inscribe en tres grandes ejes: la violencia contra las mujeres, un entorno laboral sexista, y un marco de abuso de poder (tanto jerárquico como de género).

En primer lugar, el acoso sexual en el ámbito laboral se inscribe en un contexto de violencia contra las mujeres, es decir, lo que subyace al mismo es la violencia como instrumento de poder de género. En este sentido, se defiende que su carácter sexual sería secundario, al tratarse sobre todo de un abuso de poder masculino.
Asimismo, se incardina en un entorno laboral sexista, en el que se producen otros actos discriminatorios contra las mujeres, tales como las diferencias de salario, el reparto de tareas por sexos, etc. De manera secundaria, se asocia también a otros tipos de acoso que se producen en el ámbito laboral, tales como el psicológico o moral.
En tercer lugar, se produce en un marco de abuso de poder, y por lo tanto puede acompañar a otro tipo de conductas abusivas, no sólo sexistas, sino también racistas, homófobas, etc. En este sentido, el acoso sexual vertical se considera más grave que el ejercido entre compañeros/ as, puesto que en el primer caso el acosador se aprovecha de una doble posición de ventaja: la que le proporciona ser jefe -y que de él dependan la continuidad en la empresa de la víctima, su sueldo y su promoción-, y la que emana de su género.
Una clasificación operativa del acoso sexual en el trabajo

Según la percepción de las trabajadoras

 

Una vez analizadas las valoraciones sobre las 15 conductas de acoso, se establece una

Clasificación operativa de lo que puede considerarse acoso leve, grave o muy grave. Esta

Taxonomía se utilizará en los análisis de los apartados siguientes:

 

• Acoso leve: criterio → menos de un 55% lo considera grave o muy grave.

-          Chistes de contenido sexual sobre la mujer

-          Piropos / comentarios sexuales sobre las trabajadoras

-          Pedir reiteradamente citas

-          Acercamiento excesivo

-          Hacer gestos y miradas insinuantes

• Acoso grave: criterio → de un 55% a un 85% lo considera grave o muy grave.

-          Hacer preguntas sobre su vida sexual

-          Hacer insinuaciones sexuales

-          Pedir abiertamente relaciones sexuales sin presiones

-          Presionar después de la ruptura sentimental con un compañero

• Acoso muy grave: criterio → más de 85% lo considera grave o muy grave.

-          Abrazos, besos no deseados

-          Tocamientos, pellizcos

-          Acorralamientos

-          Presiones para obtener sexo a cambio de mejoras o amenazas

-          Realizar actos sexuales bajo presión de despido

-          Asalto sexual


 
Fuente: http://aragonmobbingraulpia1.spaces.live.com/

sencillo manual para crear tu radio por internet de manera gratuita www.creaturadio.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario