viernes, 1 de febrero de 2008

la iglesia y el poder economico

La opción por las élites.
La iglesia trata de responder a una necesaria "modernización".
El problema es cómo se realiza esta modernización, quién es el sujeto de la misma y dónde reside su fuerza o poder.
El modelo fundamental de Iglesia se funda en una opción preferencial por las élites. La opción por las "élites" no es necesariamente una opción por los ricos. Hoy, la élite está configurada primordialmente por el empresario, por los sujetos que dominan el mercado, la tecnología y el conocimiento. Son los políticos dueños del poder y la riqueza. Son los periodistas que dominan en los medios de comunicación. Lo esencial de este modelo de Iglesia que opta por las élites es que busca evangelizar desde el poder, desde "arriba". Es un modelo que desconoce y a veces desprecia la capacidad y la fuerza de los pobres.
El modelo de Iglesia que se apoya en el poder piensa que es un error que la Iglesia haga una opción por lo pobres, pues de la "pobrería" no sale nada. Para cambiar el mundo la Iglesia de la élite piensa que es necesario tener poder, dinero y conocimiento al servicio de la evangelización. Cuando se argumenta que este modelo actual no fue el de Jesús, se responde que en ese tiempo Jesús no tuvo el poder que se tiene hoy. Sin embargo, el Reino de Dios, los pobres y todos los excluidos que lo construyen no son realidades obsoletas, parte de un pasado que hay que "modernizar", sino la identidad misma del cristianismo que hace posible construir un mundo nuevo. La oposición entre "pobres y élites" es muy peligrosa.
Este modelo eclesial de opción fundamental por las élites, con toda su dimensión estructural, teológica y pastoral, se identifica concretamente con movimientos como el Opus Dei y los Legionarios de Cristo, que tienen un poder económico y político superior a la propia Iglesia jerárquica y pueden llegar a constituir una Iglesia paralela "por encima" de la Iglesia. Así como en los años setenta y ochenta hubo un desplazamiento masivo de los agentes de pastoral hacia los barrios suburbanos pobres, hoy los agentes de pastoral se desplazan hacia los barrios y las clases más ricas. La opción por las élites terminará siendo una opción por los ricos, y una opción por el sistema actual de economía de mercado. Los bancos y el mercado serán los futuros templos, y los empresarios los futuros obispos. La opción por las élites está cambiando el rostro de la Iglesia y puede estar construyendo un modelo de Iglesia muy contrario al Movimiento de Jesús.
fuente: http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=31492
sencillo manual paa crear tu radio por internet de manera gratuita www.creaturadio.net

4 comentarios:

  1. El poder económico de la religión ha contribuido a reputación de que goza dentro de las esferas del poder, es decir, del Estado y del Capital. No podemos olvidar que estos tres poderes, Estado, Capital e Iglesia siempre han trabajado en pro de sus propios intereses.

    Por lo tanto no es de extrañar la aparición de personajes relacionados con la Iglesia Católica en los bancos y en las empresas de la Península. La mayoría de los han sido creados a la aportación económica que la Iglesia o grupos eclesiásticos han dado.

    Un ejemplo claro de la instauración de la Iglesia Católica en el mundo económico en España es el Opus Dei. Ente grupo creó su propio banco, el Banco Popular Español, que es una de las cabeceras de los grupos de los grupos financieros de la oligarquía española.

    ResponderEliminar
  2. @hoteles... estamos de acuerdo desde luego. Sientete bienvenido

    ResponderEliminar
  3. Pues si, es un error empezar a construir algo por el tejado. Habria que fijarse mas en ayudar a las personas y sobre todo niños que lo necesitan...

    ResponderEliminar
  4. Estoy en contra de la iglesia y demás grupos religiosos, siempre detrás de ellos hay intereses económicos y de poder. Creo que la historia ha demostrado cuán ruín resulta este tipo de organizaciones.

    ResponderEliminar