jueves, 28 de febrero de 2008

la infancia social en latinoamerica

Los niños tendrían que llevar una existencia siempre feliz, normal y tranquila con sus familias. Sin embargo, en América Latina desgraciadamente muchos de ellos no pueden hacerlo. Al contrario, no pueden ni jugar ni divertirse; algunos viven en situaciones económicas miserables y en condiciones de pobreza tan extremas que les faltan todos los servicios esenciales para llevar una vida digna.
Otros son víctimas de diferentes tipos de maltrato: reclutamiento forzado en conflictos armados, tráfico, narcotráfico, pedofilia y pornografía: están obligados a trabajar para aumentar los ingresos familiares y, por culpa de los padres que frecuentemente los explotan, no atienden la escuela y, por consiguiente, no logran mejorar su educación. Además, muchos menores de edad tienen que enfrentarse con un problema social cada vez más grave: la explotación sexual, cuyos casos muy a menudo quedan impunes, como los usuarios que no pagan ninguna sanción penal, pese a que existe una ley que establece puniciones. Estos abusos injustos que castigan a los más débiles y vulnerables, no se detienen ni siquiera para la Navidad.
La sociedad latinoamericana necesita cambios estructurales para romper con la pobreza, impulsando proyectos y campañas de sensibilización de la opinión pública. Asimismo, como la lucha contra estas prácticas criminales se ve obstaculizada, sobretodo por la falta de denuncias, resulta inevitable que los estados actúen de manera conjunta y tomen conciencia de la necesidad de tomar medidas urgentes para prevenir la violencia contra la infancia a través de la institución de marcos jurídicos firmes.
fuente:http://servicios2.hoy.es/tu-noticia/tu_noticia_ver/ni%C3%B1os-America-Latina/6959/1.htm

opinión: Lamentablemente la situación de pobreza trae aparejados todos estos problemas.

Concuerdo con el artículo que es necesario hacer algo más.

En Chile el programa Puente de Chile Solidario algo intenta hacer al respecto, lamentablemente es visualizado como una forma de recibir beneficios y no de un cambio de mentalidad como este programa pretende.

El programa puente fue creado como una forma de que las personas vayan adquieriendo conciencia de que son ellas las responsables de su propio destino y que pueden hacer algo por ellas mismas, contando con la visita de un profesional especializado que los visita durante 24 meses.

Si bien la intención es buena, este programa se ha visto afectado por la incomprensión de los profesionales que forman parte del mismo, lo que hace imposible que se transmita a las familias en situación de vulnerabilidad una percepción de cambio. Dichos profesionales no cuentan con la capacitación adecuada, y son lanzados a atender familias sin la menor preparación, amén de que los cargos se ocupan en su gran mayoría como pago de favores políticos.

Sin duda, este es uno de los grandes vicios de nuestro Chile de hoy

Un abrazo
Educavent
sencillo manual para crear tu radio por internet de manera gratuita www.creaturadio.clv.g

No hay comentarios:

Publicar un comentario