lunes, 4 de febrero de 2008

la sexualidad en las mujeres solas

Interesante articulo que encuentro buceando en internet
copio y pego textual
Vamos a imaginar por un momento, que este texto es un guión para radio. Como tal, tendríamos que empezar con un poco de música.
Esta podría ser preferentemente alusiva al tema a tratar: la sexualidad de las mujeres solas.
Operador. Disco Rafael Mendoza: “Esta Locura”. Corte 9. Enteramente para mí. “Cuando te fuiste, tras el golpe de la puerta,/ me asaltaron la tristeza y el temor,/ en la rabia descubrí mi fortaleza… con las lágrimas lavé mi corazón”.
Locutora A: El otro día una amiga muy querida me contaba su tragedia. “Me fui con Marco el sábado en la noche, teníamos dos semanas sin vernos y bueno, nos fuimos a cenar, a bailar y luego a su casa. Previendo que llegaría muy tarde, contraté a una joven mujer para que cuidara a mis hijos. Hasta allí todo bien, pero a la baby sitter se le ocurrió tener un ataque de pánico a media noche, y todo, pero todo el vecindario se enteró que yo, la “mala madre” había dejado “solas a mis hijas”. Todavía no me recupero del susto y la vergüenza, dos vecinas me tiraron sendos sermones que me hicieron sentir culpable. Bueno, pero no del todo ¿no crees que con mis 38 años y después de mi divorcio merezco un espacio?”
Operador. Continúa Enteramente para mí. “Tu me enseñaste sin saber que no está solo,/ quien conserva la esperanza y el amor,/ puse todo lo que tengo en la balanza,/ detuve el tiempo para armarme de valor”. (Se desvanece).
Operador. Entran voces de mujeres que dan testimonio:
Voz 1: “No sé cómo volver a tener sexualidad. Mis hijas ya están grandes y no les quiero dar mal ejemplo”.
Voz 2: “Yo no estoy propiamente sola, pero llevo 11 años de casada y en mi matrimonio no hay actividad sexual. De las pocas veces que la he tenido, no recuerdo ni un orgasmo”.
Voz 3: “Yo me sigo castigando, tengo 6 años de divorciada y me niego a tener sexualidad”.
Voz 4: “¿Cómo crees que le voy a decir a mis papás que me iré de fin de semana con Arturo? A ellos les tengo que decir que me voy por mi trabajo”.
Locutora B: Una mujer que se queda sola ya sea por viudez, divorcio, porque nunca ha tenido pareja formal, o porque decidió ser madre soltera, parece que no tiene derecho a ejercer su vida sexual. Se les llena de culpa, se sataniza su supuesta libertad y se le amenaza. Dicho de otra manera, a las mujeres se les educa para creer que sólo la presencia de un hombre junto a ellas, les permite incluir en su vida la palabra sexualidad. No importa su edad, ni su estrato social, para ser merecedora de otro hombre, para ser considerada “una mujer decente”, tiene que reprimir su sexualidad o mantener esta actividad oculta, como si fuera un delito.
Locutora A: Puede haber periodos en los que la tristeza, el duelo y la pérdida inhiban el deseo sexual, pero las mujeres no desaparecemos ni perdemos la necesidad de afecto y placer. En países como Afganistán las mujeres no pueden ni asomar la nariz a la calle si no lo hacen acompañadas de un hombre de su familia, pero aquí las cosas están más disimuladas. Recuerdo una voz femenina que un día comentó: “Mi madre me dijo que me buscara otro hombre, aunque fuera nada más para el respeto”.
Locutora B: La educación femenina va enfocada principalmente a aquello de que las relaciones sexuales tienen que ser única y exclusivamente para la reproducción y por amor; así que con esta idea, nos cuesta más trabajo diferenciar la hormona del amor. Al deseo se le llama amor, a la excitación se le llama amor, “lo hice por amor” declaran, porque en teoría si se atrevieran a reconocer que son personas con deseo, excitación y atracción sexual, “perderían” su valor como mujeres ante los ojos de algunos inquisidores (as).
Locutora A: ¿Por qué las mujeres solas, viudas, divorciadas, o madres solteras tienen que “parecer” asexuadas?
Operador. Continúa “Enteramente…”. Y te lloré… con ese llanto fui curando mis heridas…/ no te olvidé, pues una historia tan profunda no se olvida./ Estoy entera, soy mi luna, soy mi estrella enteramente para mí”. (Se desvanece).
Locutora B: Ni desesperadas, ni hambrientas de sexo.
Locutora A: Ni zuripanta, ni zorra, ni meretriz, ni mucho menos “cuatro letras”.
Locutora B: No soy chica buena porque reprimo mi sexualidad, ni mala porque la ejerzo.
Locutora A: Una mujer sola es un ser humano que vive no sólo para trabajar y tener hijos, sino también para recibir afecto, experimentar placer, divertirse, reír, y buscar poco a poco, si así lo desea, una futura compañía.
Locutora B: Pero no hay que olvidar que ahora, muchas mujeres buscan también desarrollar un reto mayor, aprender a vivir con ellas mismas. ¿Quién te asegura que tu vida de pareja no terminará?, ¿Quién te asegura que tu vida en soledad no llegará a su término?
Locutora A: Las mujeres tenemos un cuerpo maravilloso, con muchos metros de piel, con punto G, con clítoris ¿por qué desperdiciarlo?
Locutora B: Las mujeres podemos tener contacto sexual con otra persona, pero también con nosotras mismas, sin presionarnos a tener esos remedos de amor, o esas relaciones que nos destruyen. Nuestros hijos e hijas llegaron precisamente de un encuentro sexual ¿por qué avergonzarnos de ello?
Operador. Continúa “Enteramente… hasta finalizar). “Tuve que hacer de mi casa mi refugio, / tuve así mis horas plenas, mi razón./ Tuve también que pagar algunas cuentas que tu partida, repentina, me dejó./ Ya te lloré con ese llanto he curado mis heridas, no te olvidé pues una historia tan profunda no se olvida… / Estoy entera, soy mi luna soy mi estrella enteramente para mí”. (Fade out).
fuente: http://www.eluniversal.com.mx/columnas/69718.html
sencillo manual para crear tu radio por internet de manera gratuita www.creaturadio.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario