miércoles, 19 de marzo de 2008

Las personas divorciadas por causas de violencia intrafamiliar y que no hayan recibido un tratamiento sicológico previo, no podrán casarse nuevamente

Ella Grajeda
El Universal
Miércoles 12 de marzo de 2008
ella.grajeda@eluniversal.com.mx

Las personas divorciadas por causas de violencia intrafamiliar y que no hayan recibido un tratamiento sicológico previo, no podrán casarse por segunda ocasión.

De acuerdo con una iniciativa de reformas que presentó el diputado panista José Antonio Zepeda, el juez del Registro Civil del Distrito Federal estará obligado a hacer una anotación en el acta hasta que el interesado acuda con un especialista para atenderse. Y en caso de haber cumplido con ese requisito, podrá casarlo sin ningún problema.

Esta propuesta, según el diputado local, surge ante el aumento de casos de violencia intrafamiliar, donde cada vez se observan más conductas repetitivas de agresión hacia los miembros de la familia, por lo que consideró necesario realizar modificaciones al Código Civil y de Procedimientos Civiles, ambos del Distrito Federal, en esta materia

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx/ciudad/89303.html

opinión:
Un interesante artículo publicado en este periódico digital, el que es algo mas largo, pero los primeros párrafos resumen lo medular del problema.

La iniciativa es interesante desde el punto de vista que se obliga a un tratamiento si no lo ha hecho con anterioridad.

En Chile, los tribunales de familia ofrecen una mediación voluntaria en caso de conflictos de la pareja, situación que no es aplicable en el caso de la violencia intrafamiliar.
En estos casos, lo normal es que el juez ordene el tratamiento.
Pero en casos de divorcio, el tratamiento es pocas veces completado y pocas veces también se cumplen las respectivas medidas de protección. Carabineros dice que hay que ver infraganti al agresor, situación que provoca infinidad de problemas y que ya hemos analizado en este blog.

La iniciativa de prohibir nuevo matrimonio sin tratamiento es bastante loable.

Propongo algo similar para Chile. O en su defecto, podría ser menos complicado incluir en los documentos a presentar para contraer matrimonio el certificado de antecedentes de los contrayentes.

Lamentablemente, muchos casos hay de que realmente no se sabe con quien se está casando, y las sorpresas vienen después.

Además de la prevención, dejo planteado este otro tema que me preocupa, y es precisamente este apresuramiento en contraer el vinculo en aras de un enamoramiento apasionado el que trae aparejado los problemas posteriores

Cuando nos casamos, ¿Conocemos realmente a la otra persona?
Muchos dirán que se han enamorado a primera vista y que sus matrimonios son tremendamente felices, pero lamentablemente no son la generalidad.
Las causas que originan los divorcios nacen en la circunstancia de no conocer al otro.

¿Soluciones para es problema?
Se me ocurren tres.

a) El prohibir un nuevo matrimonio sin tratamiento en caso de violencia intrafamiliar de la manera que lo plantea el interesante articulo que comentamos

b) Incluir como documentación los certificados de antecedentes y la obligatoriedad que sea leido ante el otro contrayente

c) La necesidad de un período de convivencia mínimo de algunos meses antes de constraer el vínculo, lo que podría ser acreditado con testigos o con la visita de un profesional del registro civil.

Medidas sencillas que contribuirían a disinuir la tasa de divorcios en nuestro país.

Un abrazo
Educavent

No hay comentarios:

Publicar un comentario