sábado, 10 de mayo de 2008

La legisladora ecuatoriana María Soledad Vela, presentó una iniciativa para que por decreto constitucional se garantice el derecho de las mujeres a una vida sexual satisfactoria.

Críticas

Lo que significaría que la mujer que no esté satisfecha sexualmente podría demandar a su esposo.

La singular propuesta ha generado polémica en Ecuador, principalmente entre los legisladores, que no dan crédito a que dicha iniciativa pueda ser discutida en el Congreso y que se eleve a rango constitucional.

De acuerdo al periódico El Mercurio, la iniciativa de la legisladora del partido Acuerdo País, los derechos sexuales incluyen las relaciones libres y responsables. Así como estar bien informados sobre la vida sexual y sexualidad.


Consideró que el disfrute sexual forma parte de la vida sexual y la sexualidad.
Según publicó El Mercurio, el congresista Francisco Cisneros tachó de rídicula la propuesta de Vela "se pretende discutir ridiculeces".
El asambleísta insistió que un tema tan íntimo no debe ser discutido en el Congreso.
Sin embargo, Vela aseguró que el machismo prevalece en el país y que la mujer tiene derecho a un goce sexual, además, dijo, es tiempo de que la sociedad sea más libre y abierta en esos temas.

De acuerdo a declaraciones de Vela, la mujer es vista solamente como un objeto sexual y para tener hijos, por lo que quiere cambiar esa percepción y otorgar derecho a las féminas a que tengan una feliz vida sexual.

Ante las criticas recibidas por su propuesta, la congresista indicó que no pretende que el orgasmo sea un derecho, sin embargo, eso es precisamente lo que los legisladores han entendido.

fuente: http://www.univision.com/content/content.jhtml?cid=1523435

Opinión:

Estimados amigos:

A lo largo de este blog, hemos sido acérrimos defensores de la vida sexual sin complejos por parte de la mujer, de sus derechos sexuales y por supuesto, de la igualdad de género.

Más lamentablemente, en esta oportunidad no podemos estar de acuerdo con la legisladora.

La iniciativa nos suena a algo medieval, pero esta vez en desmedro del hombre.
No es posible imponer una práctica a través de una ley, al revés, uno de los principios del derecho es que este tiene que nacer y reglamentar una costumbre que sea habitual en una determinada comunidad.

No se puede imponer por ley la satisfacción sexual. Si la mujer no está satisfecha sexualmente, en conjunto con su pareja si es necesario, deben acudir a la consulta de un terapeuta especializado que les indique cual es el mejor camino para la solución del problema.

La manera para que se pueda cambiar el punto de vista de que se mire a la mujer sólo como un objeto sexual y reproductivo, pasa por el diseño e implementación de determinadas políticas sociales que debe implantar el estado. En Chile, el Sernam (servicio nacional de la mujer) entidad gubernamental para la igualdad de género ha dado importantes pasos al respecto.
Por otra parte, se trata de igualdad de derechos. El género masculino podría argumentar que existen muchos casos en que son ellos los insatisfechos sexualmente, y siguiendo entonces la misma lógica, el hombre también podría demandar a la mujer. El resultado entonces de las demandas por parte de ambos sexos, sería el de gente en la carcel, sin un cambio en la mentalidad que se pretendía conseguir y con la problemática de la insatisfacción sexual exáctamente igual.

La problemática sexual deben resolverla los terapéutas y a través de un tratamiento especializado. Jamás se podrá hacer por decreto.

Un abrazo

Educavent

No hay comentarios:

Publicar un comentario