miércoles, 1 de abril de 2009

¿Como le decimos a alguien que tiene mal aliento?

Estimados amigos:

Con mis jóvenes alumnos los debates dan para todo.

Analizando materias referidas a la teoría de la comunicación, el debate esta vez comienza por el cómo poder mencionar algún defecto a otra persona pero sin herirla.

La verdad es que es un gran problema. Las personas tienden a no aceptar de buena forma que se les mencionen sus defectos.

Uno de los puntos clásicos de este tema dice relación con el mal aliento, técnicamente conocido como halitosis.

¿Le decimos a la otra persona? ¿Como hacerlo?

Concordemos que es mucho más fácil el mencionarlo a personas con las que tenemos confianza. Si se trata de nuestras parejas, de nuestros amigos queridos, o de nuestros cercanos, es nuestra obligación el mencionarlo en el entendido que nos importa realmente lo que a ellos les pase.

En este caso, debemos decírselo en privado y dándole a entender que se los decimos porque los estimamos.

Ahora bien, ¿que sucede si no tenemos tanta confianza con la otra persona?

Acá hay dos factores que mencionar.

El primero es la evaluación de que si realmente nos importa que la otra persona lo sepa.

Si no nos importa, es mejor dejar el tema hasta allí porque normalmente será fuente de alguna complejidad

Si nos importa que la otra persona lo sepa, esto puede ser motivo en la práctica debido a tres precisas circunstancias.

  • La primera es que se quiera causar daño a la otra persona, menoscabarla, ridiculizarla. Esto normalmente ocurre por situaciones de venganza y de relaciones conflictivas. En estos casos el defecto se menciona públicamente.

Por supuesto que no recomendamos esta práctica. Las relaciones interpersonales se deben manejar de otra manera, pero esto ya es tema de otro post.

  • La segunda es que realmente tengamos la intención de ayudar a la otra persona, ya sea por lástima, por formación o por lo que sea. (recordemos que en este caso no hay confianza con el afectado)

  • La tercera es que no tengamos un especial interés en que lo sepa, pero debemos convivir de una manera periódica con la persona, y la situación se nos hace especialmente desagradable, por lo que deberemos enfrentarlo.

¿Como lo hacemos en el segundo y tercer caso?

Las complejidades de la comunicación nos dicen que siempre, lo importante no es lo que se dice, sino el cómo esto se realiza.

Dentro de la teoría de la comunicación se comenta que para poder comunicar algo de manera directa sin causar daño en la otra persona, o por lo menos minimizar el efecto negativo que una situación determinada puede producir, lo que se debe emplear es el método conocido como el método RIEC.

Esto consiste en resultado-impacto-evaluación-consecuencia

Dicho de otra manera, el qué nos molesta, cómo nos sentimos nosotros con esta situación, lo que debe hacer para solucionarlo, y finalmente lo que sucederá si no toma las medidas para evitarlo.

De esta manera se puede decir algo difícil de decir pero minimizando el impacto.

Por ejemplo, si debemos aplicar el método RIEC para comunicar a un compañero de labores que está haciendo mal su trabajo, la manera podría ser...

"Jaime, estás realizando mal esta actividad, esto me preocupa mucho porque tengo miedo por el futuro de esta oficina, trata en la medida que te sea posible de corregir la manera de realizar tu trabajo, dado que si esto no ocurre lo más probable es que te despidan y esto sería complicado tanto para ti como para nosotros"


La manera de comunicar el mal aliento, olores desagradables o cualquier situación difícil es a través e este método de comunicación.

Recuerden que lo importante no es lo que decimos, sino cómo lo decimos.

Para terminar, de un artículo de terra méxico, extraíamos algunas recomendaciones para el tratamiento de la halitosis.

Si el mal aliento lo atormenta, generalmente algunas medidas simples pueden ayudarlo. El mal aliento, por lo común, se origina en partículas de comida en la boca, boca seca o un problema de salud.

La edición de junio de Clínica Mayo Health Letter le ofrece recomendaciones para vencer el mal aliento:

# Cepíllese los dientes o use enjuague bucal después de comer.
# Cepillarse es mejor, pero si utiliza un enjuague bucal, agítelo en la boca por 30 segundos antes de escupirlo.
# Pase hilo dental por los dientes al menos una vez al día. Esto retira los alimentos en descomposición.
# Cepíllese la lengua. Cuando se lave los dientes, cepille la parte posterior de la lengua o límpiela con un limpiador de lengua que puede adquirir en cualquier farmacia.
# Beba agua para mantener húmeda la boca. Cuando la boca se seca, no hay suficiente saliva para eliminar las células muertas.
# Mastique chicle sin azúcar o coma caramelos duros sin azúcar puede ayudarlo a estimular la producción de saliva.
# Evite los alimentos que causan mal aliento. Generalmente, entre estos se encuentran las cebollas y los ajos, porque los aceites de estos comestibles se trasladan hasta los pulmones y luego se exhalan.
# Limpie a diario las dentaduras postizas. Éstas pueden albergar bacterias y partículas de comida.
# Acuda al dentista o al médico. Si el mal aliento no responde a estas medidas simples, podría tener algo que ver con una enfermedad periodontal, un absceso dental, una infección, la sinusitis crónica, la bronquitis crónica, el goteo posnasal, ciertos problemas del esófago u otras enfermedades."



¿Se animan ustedes a comunicar a otras que tienen mal aliento?


Un abrazo

El equipo de nocruceselrioconbotas.net

11 comentarios:

  1. Como diría mi loquero: "la comunicación tiene que ser clara y directa, clara y directa"
    Aunque me he dado cuenta que a veces conviene ir tanteando el terreno, sobre todo si la persona es muy querida o muy sensible. Puede preguntársele: tú sabes si tienes alguna condición medica en la garganta o en los plumones??

    No? no es por espantarte, pero te convendría checarte, parece que algo huele mal por ahí, no te ofendas, te lo digo para que te cheques.

    O una jalada por el estilo, pero sí, yo creo que conviene decirlo.

    ResponderEliminar
  2. Concuerdo que es conveniente, especialmente si la persona nos importa

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Yo una vez le comente a una compañera de trabajo que le olia el aliento mal y estuvo sin hablarme 2 semanas. Hay gente muy rara.

    ResponderEliminar
  4. Habría que ver la manera como se lo comentaste... Tal como lo comentamos aca, si no lo dices de una manera correcta, probablemente hayan estragos

    ResponderEliminar
  5. Esto no solo se aplica para el mal aliento obviamente, pero puntualmente en este caso, dado que es algo que nos puede llegar a molestar hay otras maneras creo yo.

    En lo posible si no tenemos confianza con la persona y no es necesario estar en contacto con esa persona, evítenlo.

    A mi me pasaba que una profesora tenía un aliento realmente repugnante, al punto que no podía creer que nadie se lo había dicho. Era una profesora particular, así que tuve que dejar de ir.

    Pero hay una cosa que es muy importante y es que ellos se den cuenta y les importe, porque sino es decirle algo a una pared.

    En general creo que los consejos dados acá son muy buenos.

    Espero ese post acerca de las relaciones interpersonales

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Hola Diego, lo que mencionas es muy correcto (tienes los dedos embarrados de razón dijo malbicho)
    Si no hay confianza y no es necesario estar con la persona, es mejor evitarla
    Gracias por tu visita

    ResponderEliminar
  7. algo se murió en tu boca, o quéee???

    -je-

    es broma, la verdad sí es algo difícil, pero no tanto, a mí me han llegado a decir cosas así y la verdad en lugar de enojarme me apeno, pero lo agradezco, hasta lamento que no me lo hayan dicho antes

    incluso nunca le dije a una persona muy cercana y querida que su olor corporal era muy desagradable, pues no tenía la costumbre de usar desodorante y aunque se bañara no era suficiente para evitarlo, y siempre me he sentido culpable de que siguiera dejando una mala impresión en su trabajo o actividades sociales, alguna vez se lo quise advertir, pero muy ambiguamente: hablé de mí y de que yo necesitaba usar desodorante pues mi olor era muy fuerte, y que no podía salir sin aplicármelo, pero no lo entendió (hasta me miró con cara de lástima -je-) y no encontré el valor de ser más clara, pero sé que fue un error

    ResponderEliminar
  8. Hola malbicho

    Pues sí, el gran tema es sí podemos o no decírselo. Lo primero que debemos evaluar es si nos importa o no.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Existen remedios 100% naturales que se utilizan internamente para apoyar el balance de enzimas en la boca y para promover una boca sana, fresca, una garganta y una zona digestiva - asegurándose de que todos los sistemas están apoyados para animar el aliento fresco.

    ResponderEliminar
  10. Hay que tener cuidado por que el mal aliento puede ser causa de una grave y penosa emfermedad llamada halitosis, aca les dejo un blog con mas informacion al respecto http://mal-aliento.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. @Luciano, Naturalmente... gracias por vuestras visitas.

    Vuestros respectivos sitios son grandes aportes en el tema.

    Confío en verlos por acá

    ResponderEliminar