Busca temas en este blog

Cargando...

Los curas homosexuales

>> jueves, 1 de abril de 2010


Estimados amigos:


Cada cierto tiempo, la información noticiosa nos sitúa en acontecimientos de la Iglesia católica relacionada con casos de pederastia.

Son muchos los motivos por los cuales se relaciona muy injustamente este hecho con la homosexualidad de los sacerdotes.

Hace algún tiempo, publicamos un articulo en Rie.cl, que me parece pertinente reeditar a fin de llamar a la reflexión sobre el tema.

Buscando en Internet acerca de esto, me encuentro con múltiples casos
en que la postura de la iglesia católica ha sido exactamente la misma.

Están los casos de Marcial Maciel, fundador de la legión de cristo,
quien practicó abusos sexuales a pequeños durante años. Monseñor Tommaso
Stenico, alto prelado del vaticano quien fue filmado por una cámara
oculta diciéndole a un joven que era atractivo y que el sexo entre
homosexuales no era pecaminoso, y que alego en su defensa que se
estaba haciendo pasar por homosexual para aprender mas sobre la
gente que intenta dañar a la Iglesia con un comportamiento homosexual
También está el caso del padre José Mantero quien al parecer fue
el primero que reconoció públicamente su homosexualidad.
En Chile aun esta fresco el caso de monseñor Francisco Jose Cox,
acusado de abusos sexuales, y por supuesto, el tan famoso cura tato,
condenado y confeso por vejamenes sexuales a 9 niñitas de 11 a 14 años

Ahora bien, desde luego que no corresponde meter en el mismo saco al
padre Mantero o a monseñor Stenico que a los demás nombrados.
Es absolutamente distinto el caso de los abusos sexuales en comparación con una conducta homosexual aceptada libremente entre dos personas adultas.

La pregunta es...

¿por que los sacerdotes homosexuales no pueden dar a conocer
públicamente su condición?

La respuesta es simple, la iglesia no los deja.

El Vaticano cierra a los gays las puertas al sacerdocio, aunque
afirma que los sacerdotes que descubran su homosexualidad
una vez ya ordenados podrán seguir ejerciendo su labor,
si bien deberán vivir en castidad.

Según ellos, las medidas adoptadas y hechas públicas no son «discriminatorias»
hacia los homosexuales.

«Por motivos prácticos, de experiencia y basados en la doctrina
de la Iglesia, creemos que no es oportuno llamar a los homosexuales
al sacerdocio. Pero una persona que descubre su propia homosexualidad
tras la ordenación sacerdotal debe, obviamente, realizar
su sacerdocio, debe buscar el vivir de manera casta», dijo el
cardenal Zenon Grocholewski, prefecto para la educación católica.

El purpurado agregó que esos sacerdotes «tal vez necesitarán una
mayor ayuda espiritual que otros».

La pregunta que dejo abierta entonces es...

¿Si un homosexual no tiene la culpa de ser homosexual no es una discriminación
el que no puedan ser sacerdotes?

Dejo el tema para la reflexión de los lectores

10 comentarios:

Anahí 2 de abril de 2010, 4:09  

Hace tiempo cuando trabajaba en soporte técnico de equipo de cómputo fui a atender un servicio. La persona que nos llamó era un tipo un poco hippie que me caía muy bien y esa vez, guitarra en mano en su oficina de... mejor no digo donde, nos decía "Yo me salí del Seminario porque por las noches... ¡los seminaristas brincan de cama en cama!".
Mi compañero de equipo, quien también había estudiado en el seminario un tiempo, se quedó petrificado y con ganas de decir algo y se quedó tenso. Le dije a mi compañero: "calma, calma, nadie duda de tí, además ya sabes cómo es de bromista este tipo" De regreso a la oficina el tema del día fue el homosexualismo en las Iglesias. En ese momento tenía poca información y conocía poco de ese tema, así que me fui por el vox populi, la iglesia debe aceptar a sus sacerdotes homosexuales.

Al día de hoy, yo no apostaría a favor ni por unos ni por otros, pues he conocido gente muy buena en la iglesia y también gente excesivamente mala, lo mismo que en gente homosexual con quienes tuve que tener alguna relación.
Y la verdad sí estoy bastante fastidiada de ambas partes.
Sólo sé que ni unos son completamente justos, santos y buenos como tampoco los más malos, injustos y pecadores. Que NI UNA DE ESAS PARTES (Iglesia y homosexuales y sus mezclas) deben de tener el monopolio de la bondad, de la justicia, de la compasión, del amor, etc.
Saludos!

Lorenzo abogados 5 de abril de 2010, 9:18  

No creo que sea un tema menor, como para tratarlo con liviandad. Lo de la homosexualildad es algo que no incumbe en el resto, ya que es hasta lógico que siendo todos hombres, se den este tipo de relaciones.

Aquí, el problema son los abusos que se dan a menores de edad. Es aquí donde radica el principal horror sobre el sexo y las relaciones con la iglesia. Es allí donde debería investigarse de una buena vez y también tiene que haber abogados con la suficiente profesionalidad como para meterse de lleno en el tema.

educavent 5 de abril de 2010, 10:10  

@Lorenzo... estimado, discrepo totalmente que estemos tocando el tema con liviandad. De hecho, al leer el post, se deja claramente estableciddo que no se puede meter en el mismo saco a homosexuales y a pederastas.

Discrepo aún más cuando mencionas que es lógico que habiendo sólo hombres se den relaciones homosexuales. Aceptaría este argumento si estuvieramos hablando de la carcel, pero de los curas...? Los curas tienen la misma posibilidad de meterse con mujeres que cualquiera de nosotros, incluso diría que se interrelacionan con ellas de manera más directa dado que cuentan con su confianza y les cuentan todo, por lo que respetuosamente no creo que sea un argumento válido.

En lo que estamos de acuerdo absolutamente es que el principal problema de la iglesia es el horror de la pederastía. Esperamos que tu seas uno de los abogados que actúe como mencionas.

Pero te aclaro que el sentido del post no es tocar el tema de la pederastía. Ya lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo, acá el problema que tocamos es el por que un homosexual no puede ser cura, lo que es tan injusto como que una mujer no pueda ejercer el sacerdocio.

Gracias por comentar

Un abrazo

educavent 5 de abril de 2010, 10:16  

@anahí... que grato leerte una vez más. Concuerdo que nadie tiene el monopolio de la verdad, pero respeto la creencia que cada uno pudiese tener por muy equivocada que puedan estar.

En ese contexto, un homosexual no puede ser cura. ¿Y si alguno quisiera serlo?

Distintas formas de discriminación que la iglesia posee y que me niego a aceptar.

Un abrazo

hemorroides 24 de junio de 2010, 19:41  

Muy aparte de concordar con el comentario de Anahi y discrepar de Educavent, en mi opinión un homosexual no puede ser sacerdote porque así lo establece la iglesia católica nos parezca justo o no, hay que aceptarlo y no es que sea conformista y no piense en que el que es homosexual y quiere ser sacerdote no luche por su ideal pero porque no ser un homosexual y llevar una vida de acuerdo a los mandamientos de Dios y de la iglesia que escoja, vamos que en la sociedad existen principios, el problema radica justamente en que no los respetamos y de ahí se desencadenan los problemas.

educavent 25 de junio de 2010, 11:34  

@hemorroides.. discrepamos efectivamente.

A mi juicio, quien no respeta los principios de los demás es la iglesia católica, dado que piensa que los de ella son los únicos que son válidos.

Mirándolo desde fuera, y desde una perspectiva heterosexual, me cuesta aceptar la visión del homosexualismo que tiene la iglesia, porque está bastante lejos de respetar sus más elementales derechos humanos. En lo que estoy de acuerdo es que si un homosexual quiere ser cura, debe hacerlo bajo las normas de la iglesia, que son propias de ella y deben ser respetadas al interior de la misma.

Un abrazo, gracias por comentar.

Aburrimiento 20 de septiembre de 2010, 8:28  

Es increíble que estas cosas ocurran, la iglesia está para ayudar a quienes lo necesitan y no para crear estos escándalos y heridas de por vida a esos pobres jovenes..

educavent 20 de septiembre de 2010, 9:24  

@Aburrimiento...concordamos que es increible que estas cosas ocurran. Ahora, que la iglesia esté para ayudar.... en fin, tema de otro debate, gracias por comentar

paginas de poker 6 de diciembre de 2010, 8:10  

Pues yo para empezar me pregunto cómo puede ser que una persona homosexual quiera pertenecer a una organización que condena la homosexualidad, el uso del condón etc.. ¿Eso no es ir acaso en contra sus propios intereses? Es increible lo de la pedofilia... realmente increible. En cualquier caso la iglesia es un negocio que está muy muy bien montado.
Un saludo, gracias por proponer temas de debate tan interesantes y de los que casi no se habla por ser considerados tabú.

mundo virtual 3 de noviembre de 2011, 18:02  

@paginas de poker... en un principio parece lógico tu razonamiento, por qué un homosexual querría pertenecer a la iglesia, si ésta le rechaza? Pero,que pasa si un homosexual es realmente creyente y tiene vocación de ser cura. No debería sentirse indignado y discriminado?

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP