jueves, 11 de mayo de 2017

¿Es malo tener fantasías sexuales? ¿Cual es la diferencia entre deseo sexual y fantasia sexual?

Estimados amigos:

¿Cual es la diferencia entre deseo sexual y fantasía sexual?
¿Es malo tener fantasías sexuales?

Preguntas recurrentes por parte de mis alumnos y que considero necesario aclarar, habida consideración que ambos tienden a confundirse en el imaginario colectivo, y que en el mismo además, se tiende a otorgar un grado de culpabilidad a la existencia de las fantasías sexuales

Al respecto, podemos comentar ciertamente que la diferencia podría ser entendida de una manera muy rudimentaria como el “qué” y el “cómo”

El deseo es entendido como el impulso a anhelar el contacto íntimo con otra persona recibiendo y provocando respuestas eróticas, y las fantasías como productos de la imaginación que se traducen en conductas fantaseadas.
Lo anterior lo hace equivalente a tener apetito v/s el alimento que se desea ingerir

¿Es malo tener fantasías sexuales?
¿Produce algún efecto negativo las fantasías sexuales?

En lo absoluto. Hay que tener claridad que es algo totalmente normalmente nomal y sano.

Las funciones de la fantasía sexual desde un punto de vista cognitivo conductual son las siguientes:

Generar o potenciar la excitación....

 En estos casos las fantasías pueden ayudar a alcanzar  las respuestas fisiológicas normales, como la  lubricación y contracción vaginal en el caso de la mujer, y la dificultad o imposibilidad para la erección o eyaculación en el caso de los hombres, conjuntamente con las sensaciones psicofisiológicas de ambos

La fantasía no encierra ningún peligro para el sujeto, dado que es de su patrimonio exclusivo y producto de su imaginación, indetectable y con la eventual posibilidad de dirigirla o anularla

Alivio de la ansiedad o la culpa.....

 Sirven de válvula de escape para la liberación de las pulsiones internas.

 Suponen un ensayo controlado de una situación que se espera con anhelo...

 Proporciona una manera de prepararse ante un evento futuro sobre lo que eventualmente deben esperar y como proceder, lo que normalmente provoca un alivio aún ante la posibilidad que el evento real sea de características muy disímiles a lo imaginado.
 El individuo se va sistemáticamente desensibilizando


Por lo anterior, no tengamos miedo de tener fantasías o deseos sexuales.

 ¿Alguien tiene alguna experiencia interesante que aportar con respecto a las fantasías?

Un abrazo

El equipo de No Cruces el Río con Botas.NET

No hay comentarios:

Publicar un comentario